¿Alguna vez has visto…?

Lunes 17 noviembre, 2008

No me he podido resistir a poner aquí la pregunta que le oí hacer a una niña de unos cinco o seis años a su madre al rato de montarse en el tren y sentarse.

Esto no hace más que demostrar lo susceptibles que somos todos a los medios de comunicación. La pregunta era esta:

Mamá ¿alguna vez has visto un accidente de tren porque se estrellara un avión con él?

¡Qué imaginación, dios mío! Ya hay que tener mala suerte para que te ocurra esto. Pero escuchando las noticias bien por la tele o bien por radio, parece que el avión es el medio de transporte más peligroso y no sería tan improbable que ocurriera algo así.

La culpa es de Telecinco, seguro.

Anuncios

Decepcionado con María Teresa Campos

Martes 2 septiembre, 2008

Se había anunciado a bombo y platillo la vuelta de María Teresa Campos a Telecinco, al programa de La mirada crítica. Ayer estuve expectante mirando por YouTube a ver si alguien subía vídeos, los he visto hoy y menuda decepción.

Yo que esperaba ver a Zapatero en El Corrillo con todos los demás, ahí con los exconcursantes de Gran Hermano haciéndole preguntas y respondiendo de forma amena, conectando en directo con Sergio Alis que aprovecharía que Zapatero estuviera en plató para colarse en la Moncloa y enseñarnos cómo tiene Sonsoles decorada la casa. Sería la vuelta de Rociíto a televisión tras la muerte de Rocío Jurado, dando las últimas noticias sobre la campaña electoral en los USA y haciendo concursos políticos para regalar vaporetas Polti y tetrabricks de caldo Aneto.

Yo que creía que iba a hacer un programa para Mari’s y me he encontrado con esto. Yo que siempre seguía su programa todas las mañanas cuando me ponía enfermo y no iba al instituto ni al curro y me quedaba en casa enchufado a la tele y viendo su programa. ¡Qué decepción más grande!

Aunque pensándolo detenidamente… creo que ahora entiendo porqué tardaba tanto en curarme.


Como en Fama. I

Martes 25 marzo, 2008

Suena la sirena y los obreros se ponen en fila delante de la mesa del capataz:

– Manolo! Vamos a ver Manolo ¿cómo te lo digo? Hoy no es que hayas estado mal… has estado nefasto. Se te ha caído la carretilla con cemento y se ha derramado todo. Eso Manolo es dinero perdido en la obra. A partir de ahí no has dado pie con bola: has tirado una fila de ladrillos ya puestos, has roto una pala, te has dejado la manguera abierta… Así no se llega a ninguna me parte ¿no crees? Tienes que poner más atención en lo que haces porque también repercute en tus compañeros.

– Álvaro y Lucas! Bien, chicos, bien! Hoy habéis demostrado una gran capacidad de coordinación echando la masa y poniendo ladrillos. Ya habéis visto que os ha cundido mucho el día y habéis dejado el muro casi acabado. Seguid así!

– Carlos! Vamos a ver Carlos. La hora del bocadillo es sagrada. Clávate esto bien en la cabeza, porque por echar más tiempo en la obra no siempre es mejor. Valoro tu esfuerzo y tu tesón pero los descansos hay que cumplirlos porque como venga un día una inspección o algún sindicalista a mí se me cae el pelo ¿me oyes? Además, has hecho una de las masas con demasiada agua ¿has visto?

– Fermín! Hoy ha sido tu primer día. Le achacaremos tus fallos a los nervios. Sé que vienes de trabajar con los electricistas y esto es muy distinto pero cuando doy una orden es para cumplirla y no para que lo hagas como tú creas. Has roto tres cristales de las ventanas por no hacerme caso y cogerlos como a ti te daba la gana. No, no! No llores! Tómate este nuevo trabajo como un reto, como una manera de superación personal. Tienes que sentirte a gusto entre los ladrillos y hacer que te gusten.