Un nuevo ídolo

Me da igual que sea bajito y viva muy lejos. Me da igual que no se haya traído la mascota que le pedí. Me da igual que haya estudiado en Oxford para nada. Me dan igual esos rumores que dicen que es estéril. Me da igual que esos mismos rumores digan que su hija no es suya, sino de una inseminación artificial realizada a su mujer con el semen de su padre (del padre de él). Me da igual que esté casado y que su mujer esté depresiva perdida. Todo esto me da igual, para mí ha aparecido un nuevo ídolo.

Naruhito ha cumplido y vino el sábado. Y casi como predije, el presidente de esta nuestra Comunidad Autónoma, le ha regalado varios libros con los últimos inventos: Los veintiún libros de los ingenios y máquinas de Juanelo Turriano del autor homónimo (de Juanelo, vamos). Para el que no lo sepa es el genio que creó el artificio para subir agua del Tajo a lo que es hoy el casco antiguo de Toledo. El complejo invento consiste en una rueda que recoge agua de abajo y la sube arriba. Ya está. Juanelo, más que un genio yo diría de él que era un tipo ignorante ya que Arquímedes inventó el «Tornillo sin Fin» con el mismo propósito en el siglo 3 antes de Cristo. Pero bueno, seguro que a partir de ahora todos los sillones del Palacio Real de Japón dejarán de estar cojos.

Pues bien, Naruhito es mi nuevo ídolo. No por el hecho de haber estado cerca de él, porque realmente iba en su coche (no volador) to rápido rodeado de otros coches (no voladores) y escoltados por la Guardia Civil (ya quisieran volar éstos) mientras yo iba montado en otro coche (Renault Clio sin el extra volador) y lo crucé de casualidad, si no porque él ha conseguido algo que no había conseguido nadie en la historia de España mi pueblo jamás nunca antes, ni por asomo, ni de refilón. Sólo él, no sé si con súper-poderes o qué, pero ha sido capaz de poner a la Policía Local a trabajar un sábado. Lástima que no llevaba el móvil para hacer una foto y dejar un documento gráfico que sin duda conmocionaría a las generaciones venideras y presentes.

Está claro que después de esta visita Naruhito habrá recogido puntos de experiencias suficientes, evolucionará y tendrá nuevos poderes con los que sorprenderá a la humanidad entera. Mientras tanto, seguiremos desplazándonos haciendo uso de la fuerza de fricción.

4 respuestas a Un nuevo ídolo

  1. Peicha dice:

    Yo creo que Naruhito se ha enamorado del Quijote y pondrá en práctica el sistema de poleas inventando los arrozales giratorios. Grandes extensiones de terreno que girarán mediante una polea introduciendose (joeeer! me encanta esta palabra…) en zonas húmedas para producir arrocito. Lo bueno del caso es que el terreno húmedo va a ser Valdepeñas del 78 y se va a crear una nueva raza de arroz. Naruhito se va a forrar gracias a las aportaciones de Juanelo.

    Besitos pues onde ya sabes tu!

  2. Peicha dice:

    Ummm… este comentario es simple curiosidad.

    Es que quería saber si lo de los muñequitos es aleatorio o si me pone el bichomurciélago así por IP, así que simplemente era por mamoneo peicho ¡namás!.

  3. Peicha dice:

    joeeee! que hijoputa …¡jajajá!… me tiene asignado el bicho gris…….

    ¡yo quiero ser verde XD!!!! jasjajájajajaáaaaa

  4. Yúpiter dice:

    Jajajajajajaja. Peicha, el bicho va asignado según la dirección de correo electrónico que dejes.

    ¡Qué tía! XD

    Un bechito!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: