El caso McGraham – Cap. 11/17

Depositó ambas cosas sobre la mesa del despacho. Volvieron a cruzar sus miradas. Sandra notó cómo los otros dos pares de ojos le inquerían que fuera ella quien hiciese los honores. Cogió el sobre. Era grande, de tamaño carta. “Melinda y tú” leyó lo que ponía en la cara del sobre. Le dio la vuelta. No había remitente. Sólo la estampación que certificaba la hora a la que llegó a las oficinas: “19 de septiembre – 8:40 AM”. No había sello. Lo habían entregado en persona. Abrió el sobre y lo volcó, dejando salir lo que había en su interior.

Unas fotos en blanco y negro se esparcieron por la mesa. Los tres se abalanzaron sobre ellas, cogiendo un puñado cada uno. Las imágenes que se mostraban eran claras. Michael McGraham engañaba a su mujer con ¿Melinda? Examinaron las fotografías, cada una tenía fechas diferentes escritas en el reverso; fechas de cuándo fueron tomadas. Fotografías en actitud más que cariñosa con aquella señorita. Iban juntos de la mano, del brazo o de la cintura. Besos. Fotografías también de varios besos.

Collins y Cardigan miraban la cara de lady McGraham que observaba muy pendiente todas las fotografías. Su rostro reflejaba una rabia contenida mientas pasaba las fotografías una a una. Por fin espetó “Shan Sarah”. Alzó la vista hacia sus dos interlocutores y se explicó “Las fotografías siempre están tomadas en el Shan Sarah; se puede leer en varias el rótulo ¿Qué tipo de local es el Shan Sarah?”. La secretaria y el detective se miraron preguntándose ¿lo sabes tú?

La cara de lady McGraham estaba muy roja. Cardigan lo sabía. Sabía que aquel local era un club de chicas fáciles. Él ya se conocía varios. No dijo nada por miedo a que la iracunda viuda la tomase con él. Cardigan abrió la boca únicamente para decir que lo investigaría.

Lady McGraham cogió la agenda. Empezó a pasar páginas hacia delante y hacia detrás. A veces se paraba, leía algo más atentamente y volvía a pasar de página. Cerró la agenda y se la tendió al detective “Investíguela. Coja también las fotos y guárdelas bien. No me gustaría verlas publicadas en ningún periódico, se lo advierto”. Cardigan se apresuró a recoger las fotografías y guardarlas en el sobre. “Ahora, por favor, déjenme sola en el despacho. Tengo que hacer unas llamadas”. Cardigan y miss Collins cerraron la puerta tras de sí. Fueron a la mesa de la secretaria, donde abrieron la agenda.

Capítulos
01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: