El caso McGraham – Cap. 08/17

Sandra Collins abrió la puerta, un tipo con sombrero apareció detrás y quitándoselo se identificó como el detective Cardigan. Sandra fue durante los últimos cinco años la secretaria de míster McGraham y sabía mejor que nadie cómo el empresario distribuía su tiempo y a quién se lo dedicaba. La esbelta secretaria pidió al detective que se sentara. Cardigan sacó la agenda. “¡Ah! ¿Tiene usted la agenda?” dijo miss Collins sorprendida. Cardigan le explicó que había sido contratado por la viuda y que ella misma le había entregado la agenda. “Lady McGraham pasó por la oficina después del funeral. Me pidió la agenda y se la llevó”.

Cardigan abrió la agenda por el día cuatro de octubre, un día antes de su suicidio. Ese día, a las 3:00 PM tenía una reunión con los directivos de Karlson Inc. No había nada más apuntado para ese día. “Por la mañana míster McGraham se sentó en su despacho a atender algunas llamadas, como hacía muchos días. A media mañana bajó a por un café, como siempre, siguió con sus llamadas, volvió a bajar a comer y a primera hora de la tarde volvió a subir para su reunión”.

El detective le hizo la socorrida pregunta de si vio algo extraño en él aquel día. “Sí. La verdad es que sí. Esa mañana estaba especialmente contento. Cuando subió después de haber comido, recuerdo que tarareaba alguna canción. Míster McGraham siempre se mostraba serio, no es que estuviera disgustado por algo, era su manera de ser. Me sorprendió verle canturrear, pero no era para menos, aquella tarde iba a comprar Karlson Inc.”.

Karlson Inc. era la industria textil más potente de la ciudad. Sus tejidos se exportaban a todo el país. El tinte que usaban para sus telas y lanas era su secreto mejor guardado. McGraham había comprado ya varias empresas textiles con la finalidad de hacer sombra a aquel duro competidor. Claro está, no tuvo éxito. Aquella misma tarde compraría Karlson Inc. consiguiendo el monopolio no sólo de la ciudad, sino de todo el estado.

Cardigan se interesó por el resultado de la reunión. “No consiguió comprar Karlson Inc.”. El detective quiso saber más detalles de aquel improductivo encuentro. “Lo siento, nunca estoy presente en ninguna reunión. Sólo soy la secretaria, nada más”. Claro, sólo era la secretaria ¿nada más? Las relaciones jefe-secretaria siempre se movían mucho más a allá de lo estrictamente profesional, pensó Cardigan. “Pero puedo conseguirle el acta de la reunión”, continuó miss Collins.

Capítulos
01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: