El caso McGraham – Cap. 07/17

Aquel despertador infernal empezó a sonar a las seis de la mañana. Alargó el brazo e hizo que el ruido cesase. La luz ya se colaba por la ventana. Se dio media vuelta y miró aquellos ojos que le observaban. Verdes. El pelo rubio, aunque corto, se le amontonaba en la cara.

Cardigan se incorporó sobre la cama y puso los pies en el suelo, permaneciendo sentado se rascó la nuca y abrió el primer cajón de la mesilla de noche, cogió algo y lo volvió a cerrar. Se levantó por fin, dejó un par de billetes sobre el mostrador de la cocina y se metió en la ducha, donde acabó de despertarse.

Cuando salió de la bañera se dio cuenta que se le había olvidado recoger de la tintorería la ropa que dejó, así que no tuvo más remedio que rebuscar entre la ropa sucia y escoger la camisa más decente para pasar el día. Al volver a su habitación Lucy ya no estaba y los billetes que había dejado en la cocina habían desaparecido. Aquella camarera era distinta al resto, tenía algo que no tenían las demás. Le recordaba a su ex-mujer. Estaba convencido que pronto llegaría el día en que no tendría que pagar para acostarse con ella.

Aquella mañana la dedicó a leer todos los documentos ya ordenados: informes de los policías, del laboratorio, interrogatorios, entrevistas… Se acercó la máquina de escribir para teclear mejor y comenzó a resumir todos los documentos en uno solo.

El día de autos, míster McGraham entró al Hotel Connery a eso de las 2:00 PM. Caroline Higgins era la recepcionista aquel jueves cinco de octubre. Según explicó después, recuerda perfectamente la entrada del empresario, que preguntó por una habitación reservada a nombre de Míster Lopez. El policía que interrogó a la recepcionista preguntó a ésta si no se extrañó que alguien conocido como míster McGraham tuviera reservada una habitación con otro nombre y no se percatara de ello; Caroline respondió que era muy frecuente que las personas importantes reservaran habitaciones con nombres inventados a fin de no anunciar su llegada y evitar cualquier tipo de recibimiento. “Eso en unas ocasiones, pero la mayoría es para salvaguardar su intimidad cuando se traen alguna puta decente al hotel”, ponía el informe policial en boca de Higgins.

El registro del hotel guarda la firma de míster McGraham a las 1:56 PM, con la entrega de la llave de la habitación: la 702. Caroline Higgins niega haber visto nada extraño durante toda la tarde hasta la caída del cuerpo por el balcón, a las 2:14 PM. “La gente entra y sale con sus acompañantes”. La ropa del cuerpo no contenía ningún rasguño ni rotura que no se debiese a la caída.

La policía encontró la habitación sin indicios de lucha, todo limpio y en orden. Sacó huellas de algunos objetos del dormitorio: lámpara, jarrones, pisapapeles… Los informes del laboratorio desecharon todas las huellas por encontrarse parciales o emborronadas. “NOTA: no buscaron restos de sangre” tipografió Cardigan. La puerta acristalada del balcón estaba abierta; el balcón tan limpio como toda la habitación.

El resto de papeles eran declaraciones sin conexión, que no aportaban nada. Huéspedes del hotel que no vieron ni oyeron nada, pruebas sin resultados concluyentes, gente cercana al empresario que no vieron comportamientos extraños en él, etcétera. En definitiva: nada.

No había ni una sola prueba que incitase a pensar que aquello no fuera un suicidio. Cardigan tenía que completar su informe, ahora le tocaba a él empezar a investigar. ¿Por dónde? Echó mano a la agenda que le dio lady McGraham, miró las citas de los días anteriores. Esa misma tarde empezaría por la secretaria de Michael McGraham.

Capítulos
01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 13 14 15 16 17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: