El desfile de los gnomos gigantes

Pues eso, que ayer hice lo que no hacía en años. Me fui a ver un desfile de gnomos gigantes vestidos de morado. Y es que lo disfruté. Ver a esos costaleros y costaleras con caras desencajadas de sufrimiento me pareció divertido. ¡¡Arriba esa fe!!

Creo que el resto del mundo somos demasiado cabroncetes ¿nadie se ha atrevido aún a decirles que ya han inventado la rueda? Serán los caminos del Señor…

En mi pueblo la fe es muy singular. Antes había solo un desfile de gnomos gigantes que se podría considerar largo y el resto de desfiles de gnomos gigantes eran medianitos tirando a pequeños. Ahora no. Ahora hay dos desfiles de gnomos gigantes que son laaargos y el resto se han quedado en nada. ¿Por qué? Porque la gente tiene fe únicamente en el desfile de gnomos gigantes más grande, más vistoso, más portentoso, más aburrido… para luego decir ¿qué? ¿te gustó el desfile?

La fe y los piques entre hermandades están servidos, consiguiendo aglutinar todos los desfiles en dos, y al resto… ¡que les den! ¿qué importa el significado del desfile? ¡yo quiero estar en el mejor! ¿Fe? ¿Y eso qué es lo que es?

Aparte de tanto derroche de inteligencia (fe y tradición lo vienen llamando) está el ciudadano de a pie. Ese que no va en su vida un domingo a misa, pero está ahí todos los viernes de cuaresma besándole el pie a Jesús y en semana santa cumpliendo con la promesa que se hizo: si consigo trabajo/ casa/ que mi hijo apruebe/ que mi suegra se muera/ que me cure del resfriado… prometo salir el viernes santo en el desfile de gnomos gigantes; pero los hay peores: si consigo (… lo que sea) prometo salir de costalero/a. ¡Toma ya!

Y digo yo, si realmente haces una promesa ¿por qué no prometer algo con chicha, que de verdad valga la pena? Ir a un comedor para indigentes algún día a la semana durante tres meses, ayudar en el centro de niños desfavorecidos, poner mi granito de arena en alguna oenegé… hay tantas cosas valiosas que podemos prometer cuando no se sabe qué prometer…

Los desfiles, al menos en mi pueblo, supongo que en el resto será igual, terminan con dos o tres hombres vestidos con casullas pomposas a modo de falleras pero sin esas espirales de pelo postizo en las orejas. A ésos nunca los verás debajo de un paso sufriendo su peso ni dándole siquiera a la campanita, por mucho que digan creer mucho en Dios y luego en su fuero interno crean tanto como yo.

Para cerrar el desfile se encuentra siempre, siempre, siempre, el señor alcalde. Da igual que esté lloviendo o haga un sol de 80 grados en la acera, el alcalde termina los desfiles y está presente en todo acto religioso que se precie en esta semana (y el resto del año también). Y es que el alcalde de mi pueblo es un sociata como Dios manda.

3 respuestas a El desfile de los gnomos gigantes

  1. Yúpiter dice:

    MILENIO 1.000

    Buenas noches, amigos. Hoy vamos a hablar del extraño fenómeno de los DGG: los Desfiles de Gnomos Gigantes. Un fenómeno que se repite en las ciudades de la Península Ibérica con la primera luna llena de cada primavera.

    Los fenómenos DGG son unos fenómenos realmente extraños. Éstos fenómenos consisten en que un grupo de GG o Gnomos Gigantes entran en las iglesias de las ciudades y sacan de paseo a las figuras de madera que se exhiben ahí dentro.

    Lo singular de todo esto es que deja hipnotizados a los habitantes de esa ciudad y se quedan apartados a un lado admirando el desfile, aplaudiéndoles e incluso cantándoles desde los balcones de sus casas.

    Además, si el desfile no se produce porque hay lluvias, todos comienzan a llorar. ¿Por qué ocurre esto Carmen?

    – Pues aún no hay datos ni estudios fiables que nos puedan dar algún significado a esta actitud, Iker. Si bien, quiero recalcar que el nombre de “Gnomo Gigante” no sería muy correcto, ya que tampoco existen datos ni estudios fiables que nos puedan afirmar esto. Sería más correcto hablar de “Seres con Capirote”. Ya que un gnomo es siete veces más fuerte que cualquiera de nosotros y para llevar a una de esas figuras de madera que sacan a pasear son necesarios la misma cantidad de Seres con Capirote que si de humanos se tratara.

    Interesante dato, porque ya no estaríamos hablando de fenómenos DGG, sino de fenómenos DSC. Si esto fuera así, estaríamos cambiando la manera de designar estos acontecimientos que se han venido llamando de aquella manera desde el principio de los tiempo. Podríamos hacer historia, Carmen.

    – Así es Iker, pero sí hay datos y estudios fiables que nos indican que todos los SC o Seres con Capirote hasta ahora encontrados son de un tamaño muy reducido al nuestro por lo que sería más correcto hablar de fenómenos DSCG: Desfiles de Seres con Capirote Gigantes.

    Importante dato, así es, estaríamos haciendo historia dos veces en la misma noche.

  2. Abel Sutilo dice:

    En mi pueblo si que se pirran por los DGG. Además que los tienes de todos los coleres (especialmente morados que hacen las veces de unos pseudo-Batmans).

    El final del artículo es buenísimo:

    Y es que el alcalde de mi pueblo es un sociata como Dios manda.

    ¿Será la excesiva cantidad de gomina en el pelo, que te nubla el juicio (final)?
    xD

  3. peny dice:

    Jajajaja, menuda imaginación tienes.
    Un besote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: